Nuestros excelentes vinos provienen de uvas seleccionadas, cultivadas en Mendoza, Argentina. Las vides crecen en tierras libres de polución, con luminosidad y amplitud térmica inmejorables y son regadas con el agua pura del deshielo de la Cordillera de los Andes.